La desaparición de los rituales / Byung-Chul Han

La desaparición de los rituales / Byung-Chul Han

Los ritos son acciones simbólicas. Transmiten y representan aquellos valores y órdenes que mantienen cohesionada una comunidad. Generan una comunidad sin comunicación, mientras que lo que predomina hoy es una comunicación sin comunidad

Así comienza este nuevo libro del filósofo Byung-Chul Han. Como ya estaréis imaginando, nos ha gustado mucho.

No es estrictamente un libro sobre rituales, aborda un tema más profundo y actual, la erosión de la comunidad y en qué manera los rituales, en su más amplia expresión, han transformado y transforman el “estar en el mundo” en un “estar en casa”, haciendo habitable el tiempo.

La cortesía, la hospitalidad, las costumbres (que no rutinas), nos alimentan como comunidad, y a un tiempo, nos extraen de la vorágine de la productividad, constituyendo medicina para el desasosiego existencial que percibimos en esta nueva sociedad.

La sociedad ritual no necesita empatía, pues es una caja de resonancia. Es justamente en una sociedad atomizada donde se exige ruidosamente la empatía

No es un tema nuevo, ha sido tratado por pensadores y escritores, directamente o novelescamente, pero nos parece una reflexión actual y necesaria para entender por qué está pandemia nos golpea, no solo económicamente, no solo por el miedo por la salud de los nuestros, no solo por nuestros duelos, si no también como comunidad, aumentando el sentimiento de indefensión y de aislamiento. El distanciamiento social, que parece un asunto tan simple como situarnos físicamente a una distancia prudencial, resulta que viene a sacudirnos de una forma que este libro nos puede ayudar a entender.

Bajar a tomar un café, las celebraciones de cumpleaños, los festivales veraniegos, subir a Olarizu en septiembre, acudir a Estibaliz en mayo, los funerales a los que no hemos podido asistir, nuestras fiestas… hemos perdido la cuenta de todo aquello pendiente de celebrar. Aquello que volverá. Mientras tanto cuidémonos y cuidemos de nuestra comunidad. Reinventemos nuestras ceremonias para poderlas celebrar en familia, pero no prescindamos de ellas. 

La presión para producir destruye el espacio para los juegos y las narraciones... Los algoritmos numeran, pero no narran.

Además
Etiquetas:
No Comments

Post A Comment